Nace el 11 de febrero de 1972  en La Florida.  El  surfista profesional estadounidense ganador once veces del campeonato del mundo, es conocido también por sus sobrenombres Slater.

Está empezando a ser considerado como el más grande atleta de todos los tiempos, por ser tan consistente en un deporte que depende tanto de la suerte y la naturaleza.

Es capaz de surfear a su máximo nivel en competición, y no se da por vencido en ninguna situación.

Desde 2005 está llevando su surfing de competición a otro nivel, ya que sólo quiere divertirse.

Se inició en el surf muy joven y ha permanecido en el recorrido profesional durante todos estos años. Además de la leyenda dentro del ámbito deportivo, Slatter es conocido por su amabilidad, generosidad y humildad, algo que señalan todos aquellos que le conocen personalmente.

El siglo XXI será recordado por todos los amantes de este deporte como una de las mejores épocas del surf. La rivalidad deportiva entre Kelly Slatter y Andy Irons, elevó el nivel de la competición y brindó a los aficionados algunas jornadas que fueron únicas.

Esta etapa fue una de las más mediática dentro de este deporte y la que levantó mayores pasiones. Por desgracia, la competición se vio frustrada debido al fallecimiento de Andy Irons el 2 de noviembre de 2010.

en 2011, un logro histórico sin precedentes que le convierte, a sus 39 años y tras dos décadas de una carrera repleta de éxitos, no sólo en el más joven, sino también en el más veterano en lograr la preciada corona mundial ASP.

 

El record

Su undécimo título mundial lo conseguiría en el Rip Curl Pro Search San Francisco, en Ocean Beach (San Francisco), en 2011, un logro histórico sin precedentes que le convierte, a sus 39 años y tras dos décadas de una carrera repleta de éxitos, no sólo en el más joven, sino también en el más veterano en lograr la preciada corona mundial ASP.

 

Aportes benéficos

Slater se ha convertido en el fundador y portavoz para la prevención y asociación contra el suicidio.

También ha surfeado en muchos eventos “Surfers Against Suicide” contando su experiencia en la página web de deportes “Athletes Talk”: «He perdido a un par de amigos debido al suicidio y es una cosa horrible que se puede prevenir.

La gente entra en ese sitio oscuro y no saben lo que hacer. Por lo que una organización sin ánimo de lucro que trata de ayudar a esta gente es una buena idea.»

Slater está centrado en cuidar los océanos y proteger los arrecifes en California a través de su relación con Reef Check. El 8 de mayo de 2010, la Cámara de Representantes de los Estados Unidos nombró a Slater representante por su extraordinaria carrera sin precedentes en el mundo del surf y por ser un gran embajador de este deporte.

 

Su nueva aficción

A sus 46 años quiere seguir haciendo realidad sus fantasías. Por eso, acaba de crear la primera compañía de olas artificiales de California, a la que llamó  Kelly Slater Surf Ranch Wave Co.

Es una maravilla de la ingeniería. Olas creadas mediante palas sumergidas que arrastran agua, impulsadas por poderosos motores ubicados en un muelle que separa las dos rompientes.

Este invento servirá para llevar el surfing ahora olímpico, a los Juegos Olímpicos que se disputen en países que no tenga mar. Ahora las olas van a donde el hombre vaya.