Historia de las olimpiadas

 

La celebración de Los Juegos Olímpicos data de la antigüedad griega (alrededor del siglo VIII a. C.), cuando se llevaban a cabo para homenajear a los Dioses del Panteón Olímpico al que los griegos antiguos rendían culto (de allí su nombre: olimpíadas).

Eran grandes fiestas deportivas que reunían a todos los guerreros y luchadores de las naciones griegas en una serie de competencias para elegir a los mejores y otorgarles premios que los harían eternamente reconocidos y recordados. Además, durante la celebración de estas competencias se decretaba la “paz olímpica” (ékécheira) en la que todas las naciones debían deponer sus armas y ejércitos.

Estos juegos olímpicos antiguos se celebraron hasta el año 393 d. C., prácticamente mil doscientos años antes de ser retomadas por la humanidad contemporánea. La interrupción se debió a la adopción del cristianismo por parte del Imperio Romano, religión que vio siempre con malos ojos a todo tipo de herencias y fiestas paganas.

La tradición de las olimpíadas se retomó a finales del siglo XIX, cuando un noble francés, el Barón de Coubertin, decidió crear un Comité Olímpico que coordinara unas nuevas olimpíadas, homenajeando a las de la antigüedad y recuperando su mensaje de competición pacífica entre los distintos pueblos de la humanidad.

La celebración de las olimpíadas en los siglos XX y XXI modificó lo celebrado en la tradición, incorporando nuevas disciplinas, creando los Juegos Olímpicos de Invierno y también los Juegos Paralímpicos, para atletas con alguna forma de discapacidad, o los Juegos Olímpicos de la Juventud, destinados a atletas adolescentes.

Fuente: https://concepto 

 

3 motivos de cancelación de los juegos olímpicos

 

gradas

 

Juegos de Berlín 1916

Los Juegos Olímpicos de Berlín fueron los primeros cancelados de la historia por el estallido del a Primera Guerra Mundial. La capital alemána fue seleccionada como sede en 1912 venciendo a Alejandría, Amsterdam o Cleveland pero los sextos Juegos nunca llegaron a celebrarse.

Desde aquel mismo 1912 se comenzaron a iniciar la construcción del Deutschers Stadion pero la llama olímpica nunca se llegó a encender después de que el 28 de julio de 1914 comenzara la primera gran guerra. Finalmente Berlín organizó los Juegos Olímpicos de 1936.

 

Juegos de Helsinki 1940 y Londres 1944

Los Juegos Olímpicos que debían celebrarse en 1940 en Helsinki fueron suspendidos por el inicio de la Segunda Guerra Mundial.

La Segunda Guerra Mundial también impidió la celebración de los Juegos Olímpicos que se debían celebrar en Londres en 1944. En compensación, el COI dio la sede a la capital inglesa en los Juegos de 1948.

 

Tokio 2020

 

la antorcha

Pero mientras los Juegos Olímpicos pueden haber sobrevivido a décadas de boicots y prohibiciones, algunos creen que tienen una maldición, particularmente cada vez que Japón se establece como anfitrión. La llama seguirá encendida hasta el próximo año.

A principios de marzo de 2020, el ministro de finanzas de Japón, Taro Aso, lamentaba la inminente posibilidad de cancelar los Juegos Olímpicos debido a la pandemia de coronavirus.

Japon, que ha gastado más de $ 10 mil millones preparándose para los Juegos Olímpicos de este año y devastado por la pandemia del nuevo coronavirus y que podría encontrarse en recesión cuando  para la cita olímpica el 23 de julio de 2021 está en pie de lucha para llegar con la mejor disposición para el reinicio de los juegos

 

 

 

  • publicado 2020