A escalar en la pedriza, Madrid

La Pedriza es un gran batolito (gran masa de rocas intrusivas ígneas ) situado en la vertiente sur de la sierra de Guadarrama, dentro del municipio español de Manzanares.

Las acciones mecánicas que se han ejercido sobre estas rocas durante millones de años han conformado formas muy curiosas y atractivas.

El turismo lo practican allí los scaladores, ya que cuentan con cerca de mil vías de escalada de distintas dificultades. El senderismo es otro deporte muy practicado

 

Parque nacional Sierra de Guadarrama

Constituye una muestra representativa de los sistemas naturales de alta montaña mediterránea como son matorrales y pastizales alpinos, pinares, melojares, turberas, con modelado glaciar y periglaciar, y presencia de relieves y elementos geológicos singulares.

El Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama cuenta con innumerables sendas y caminos, que fueron abiertos en su día por los habitantes de los pueblos que circundan el Parque.

Caminos que posteriormente, han sido usados por visitantes de toda índole para su disfrute. El turismo en esta región es de lo mas extremo puesto que escalar esa montaña rocosa llama la atención a los grandes deportistas.

 

Como llegar

Hay una misma vía, y sale desde Manzanares el Real, una carretera asfaltada que atraviesa el Collado de Quebrantaherraduras (1082 m) y termina en Canto Cochino, un área recreativa con un aparcamiento para vehículos con 250 plazas situado en el límite oeste de La Pedriza.

Debido a la gran afluencia de coches a este aparcamiento durante muchos fines de semana, existe un control que limita el acceso a este lugar. Por este motivo, Manzanares el Real es el punto de partida para muchos montañeros que se adentran en La Pedriza.

Solo hay una línea de autobús que comunica Madrid con La Pedriza. Se trata de la línea 724, cuyo recorrido termina en la plaza de Castilla de Madrid y tiene periodos que varían desde la hora a la media hora

 

Escalada

 

La multitud de domos graníticos, fisuras, paredes, desplomes, etc. la convierten, probablemente, en la zona más famosa y variada para la práctica de la escala.

Sirve para la escalada tanto clásica como deportiva, con niveles de dificultad de hasta 8c+.

Existen más de 2.000 vías abiertas y alrededor de 1.500 bloques. Siendo una de las zonas de escalada en adherencia más importantes del mundo.

 Dos de los riscos más transitados por los escaladores son El Yelmo y Risco El Pájaro.

La peculiaridad de la roca de La Pedriza, obliga al empleo de técnicas de seguro y progresión un tanto especiales. Ello hace que los escaladores que no han escalado nunca en La Pedriza, aunque sean expertos en otros macizos, se sientan un tanto incómodos en muchas de sus vías.

La Pedriza es la primera escuela de escalada de la Comunidad de Madrid.

Actualmente se practican en ella dos tipos de escalda:

La escalada clásica.  Que sigue el estilo de ascensión de los años 1970 y 1980, con vías largas, complejas y tramos en artificial.

Escalda deportiva.  Un estilo casi exclusivamente en libre, que busca la máxima dificultad en vías más cortas e intensas, a veces sin el objetivo de cumbrear.

 

Senderismo

En el límite suroeste de La Pedriza está el Canto Cochino, una zona ubicada a orillas del río Manzanares y a unos 8 km de Manzanares el Real. 

Este recorrido es apto para cualquier persona con un mínimo de preparación física. El itinerario comienza a unos 1.000 m del aparcamiento de Canto Cochino.

Permite observar la variación que introduce el río Manzanares en la vegetación de la zona, pues en sus riberas se desarrollan sauces, fresnos e incluso algún avellano.

El sendero discurre entre pinares procedentes de repoblaciones, en los que se pueden observar distintas especies de pinos: laricio, resinero y silvestre, entremezclados con cipreses de Arizona.

En el sotobosque aparecen jaras pringosas, torviscos, zarzas y en zonas más abiertas, cantuesos y tomillos.La jara estepa, de hoja más ancha y con menos ládano que la jara pringosa, comienza a ser más frecuente.

En las rocas se desarrollan especies adaptadas a la escasez de agua, gran número de líquenes y musgos, y también plantas como el ombligo de Venus, el sedum o la dedalera.

Junto al arroyo de la Dehesilla, en el límite entre la Pedriza Anterior y Posterior, está el refugio de montaña Giner de los Ríos, el único de la zona, con 50 plazas para pasar la noche.

 

  • publicado 2020